Posición Geográfica Huecija, Patrimonio y Tradición

Geo & Historia

HUECIJA

GEOGRAFÍA, HISTORIA
& PATRIMONIO

GEOGRAFIA

El municipio de Huécija, de 540 habitantes y situado a 410 m de altitud, se extiende por la ladera norte de sierra de Gádor, desde el río Andarax hasta las cumbres de este interesante macizo montañoso, que tiene su pico más elevado en los 1.287 metros de la "Loma de la Cueva de Molina".

El actual núcleo urbano ocupa un rellano de la ladera. Al igual que en otros pueblos de La Alpujarra, la antigua alquería de Huécija ha evolucionado de una distribución en barrios con relativo contacto o separados entre sí por huertos, hacia una importante compactación. Esto no impide que todavía sean perceptibles dichas agrupaciones que llevan los nombres de Barrio Alto, Barrio Bajo, La Fuente, La Glorieta, y Barrio de la Carretera. A estos barrios habría que añadir antiguas cortijadas de cierto tamaño como la de Los Molinicos, hoy casi despoblada, pero que conserva todavía los restos de su sencillo y sugerente lavadero.

En la población convive la vivienda tradicional con la propia de la segunda mitad del siglo XIX, coincidente con la expansión de la uva de Ohanes y los beneficios de la minería del plomo. Esta notable arquitectura burguesa decimonónica, de carácter eclecticista, cuyo elemento más llamativo es el arco segmentado, se encuentra hoy bastante transformada.

titulo

HISTORIA

Los primeros pobladores de la zona corresponden al Neolítico, con el asentamiento de comunidades dedicadas a la agricultura y la ganadería. Posteriormente, el Cerro Marchena, enclave de singular interés histórico (cuya superficie se comparte con el municipio de Terque) comienza a ocuparse en época romana, asumiendo un papel dominante dentro del conjunto de la Alpujarra Oriental en la etapa medieval musulmana.

titulo
Fachada del Ayuntamiento

En esta época en el cerro de Marchena se asentaba el centro de gobierno de la taha del mismo nombre, agrupación de pueblos del conjunto del medio Andarax y bajo Nacimiento, construyéndose una alcazaba-ciudad con un extenso recinto amurallado. En la parte más alta se construye el hins, o castillo propiamente dicho, donde se instala el centro de poder.

Las sucesivas confrontaciones militares vividas en este asentamiento la erosión natural del borde del cerro, junto con el terremoto de 1522 que asoló Almería, provocó el desplazamiento de la población hacia las alquerías de Huecija y Terque, así como la destrucción casi total del recinto.

En 1492, tras la caída del Reino Nazarí de Granada, los Reyes Católicos entregan estas tierras a D. Gutierre de Cárdenas, duque de Maqueda, como recompensa por su importante apoyo en la guerra contra los musulmanes. La cabecera subcomarcal se traslada de Marchena a la alquería de Huécija, que con categoría de villa, se convierte en cabecera del Señorío. Es entonces cuando se construye el Convento de los Agustinos y su iglesia.

titulo
Convento de los Agustinos

La iglesia del "Convento de los Agustinos", que se yergue imponente sobre las casas del pueblo, está declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento. Se trata de uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca de la provincia de Almería, habiendo sido restaurada con financiación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Al fondo se levanta el Cerro de Marchena.

Huécija fue el único lugar autorizado de contratación de los productos agroganaderos de la Alpujarra oriental.

La institución se funda en el siglo XVIII, cuando el Duque de Maqueda le otorga a esta población la Feria de ganado de San Agustín, la cual se llevaba a cabo en el entorno del Convento de los Agustinos.

Logos