Posición Geográfica Instinción, Vergel del Andarax

Geo & Historia

INSTINCIÓN

GEOGRAFÍA, HISTORIA
& PATRIMONIO

Estamos en pleno valle medio del río Andarax, a 431 m de altura, en un territorio dividido entre las cercanas Sierras de Gádor y Nevada, lo que determina un relieve quebrado y accidentado, pero que alcanza su esplendor en las huertas de naranjos de la vega, que sustituyeron a la uva de Almería hace escasas décadas.

Ello nos permite disfrutar de los niveles de vegetación mediterránea, desde el matorral semiárido (retama, tomillo, marrubio, romero...) hasta las grandes alturas, antaño dominadas por la encina, pero hoy casi desaparecida con la minería del plomo del siglo XIX, aunque con testimonios como el paraje de Los Morales.

titulo

El caserío está dominado por el volumen de la iglesia y su torre, mostrando en el llamado Barrio Alto el núcleo primitivo, más compactado e irregular, mientras que la zona baja, en torno a la antigua carretera de la Alpujarra, nos muestra la expansión urbana desde el siglo XIX gracias a la uva, con calles más rectas y anchas, además de manzanas extensas y huertos salpicando los solares urbanos.

Los antecedentes históricos nos remontan a una alquería o barriada islámica como enclave estratégico en el camino de la Alpujarra, y desde el siglo XIII uno de los 10 lugares de la taha de Marchena (división administrativa del territorio alpujarreño en época nazarí). En 1504 este extenso territorio será concedido en señorío a D. Gutierre de Cárdenas, duque de Maqueda, en recompensa por los servicios prestados a la corona en la guerra de Granada.

El despoblamiento y crisis motivados por la expulsión morisca de 1570 no fue compensado con la repoblación de 1574 por cristianos viejos, decretada por Felipe II. Solo en el siglo XVIII vendrá la recuperación económica y demográfica, gracias al olivo, el cereal y la morera, naciendo como municipio independiente en 1835.

titulo

Pero este siglo XIX viene marcado especialmente por el esplendor de la uva de barco de Almería, cuya riqueza permitirá levantar las espléndidas casas burguesas de corte historicista al hilo de la calle principal, la antigua carretera. A finales de siglo llegará a tener casi 1800 habitantes.

El origen de todo este milagro es el abundante agua suministrada por sus 36 fuentes. Pero el río embravecido con una tormenta, como la del 6 de noviembre de 1871, puede traer también la desgracia de arrasar parte del pueblo y fincas colindantes al río. Se dice vulgarmente que "el río sacó sus escrituras".

Esta imagen del vergel de manto verde de uva dominando el valle se mantuvo hasta los años ochenta del siglo pasado. Pero hoy son solo recuerdos de un pasado que no volverá, y los cítricos actuales (naranjas y limones) no han supuesto una alternativa viable.

Logos