Posición Geográfica Ohanes, Naturaleza Viva

Ruta

CARACTERÍSTICAS

recorrido 1.57km
elevación máxima 992m
Perfil de la Ruta Itinerario

ITINERARIO

RUTA CULTURAL URBANA

AudioguíaAUDIOGUÍA

Ud. se encuentra en el Punto de Información Turística (PIT), que le permitirá conocer las señas de identidad de la cultura local. Le proponemos un itinerario circular por la trama urbana para disfrutar de sus elementos patrimoniales más destacados, recorrido que será guiado a través de las huellas visibles en el suelo en forma de piezas cerámicas, marcándole claramente los giros a realizar y el acceso a los lugares más representativos. Esperamos que la experiencia le resulte agradable y constituya una excusa para volver.

  1. Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX

    Ruta Histórica Ruta de Agua
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    Situada estratégicamente en la plaza central de la localidad, en un balcón dominando el caserío, destaca por su monumentalidad en tamaño y altura, además de la novedad de su diseño neoclásico. Fue levantada entre 1790 y 1795 por el arquitecto Manuel Martín Rodríguez, discípulo y sobrino de Ventura Rodríguez, máxima expresión de la arquitectura española del XVIII y del control oficial a través de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

    Frente a las habituales iglesias mudéjares de la Alpujarra este templo, levantado para sustituir a otro anterior mudéjar que se había quedado pequeño, destaca por su fuerte impronta clasicista en la fachada, compuesta como un templo clásico con frontón de remate, y la sobriedad general. Debemos mencionar el volumen de la torre-campanario coronando la portada principal.

    Presenta interiormente planta de cruz latina de una sola nave, cubierta de bóveda de cañón con lunetos, y crucero con cúpula sobre pechinas, aunque la decoración pintada que observamos en las bóvedas, arcos, cornisas y, especialmente, en la cubierta del crucero, es más reciente e incompatible con el espíritu de limpieza decorativa y claridad compositiva del neoclasicismo del momento.

    El altar mayor estaba dominado por un retablo churrigueresco dedicado a la Virgen de los Dolores, pero lamentablemente desapareció durante la Guerra Civil, al igual que gran parte de la imaginería original y el equipamiento litúrgico de la iglesia.

    LOCALIZACIÓN

    Localización Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX

    FOTOS

    Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX Iglesia De La Inmaculada Concepción. Siglo XIX
  2. Plaza De Miguel Vizcaíno Marquez. Siglo XIX

    Ruta Histórica Ruta de Agua
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    La plaza principal, presidida por la iglesia y el Ayuntamiento, está rodeada de algunas viviendas de finales del siglo XIX, pero el nombre de la plaza y sus referencias culturales son más modernas. La denominación de Miguel Vizcaíno Márquez agradece a este vecino ohanense, General togado, Consejero permanente de estado hasta hace cercanas fechas, antiguo alto cargo del régimen franquista, pero, sobre todo, muy preocupado por atender todas las necesidades de su pueblo y de sus paisanos.

    Pero también debemos reivindicar el protagonismo de otros dos antiguos vecinos presentes en su memoria. Por un lado la estatua en bronce del obispo Diego Ventaja Milán, sacerdote nacido aquí pero que realizará una profunda actividad educativa y pastoral en Granada, especialmente en el Sacromonte, hasta ser nombrado obispo de Almería en 1935. No quiso huir de la ciudad durante los difíciles momentos de la Guerra Civil y el golpe de estado de 1936, lo que le llevó a una injusta prisión y fusilamiento el 30 de agosto. Fue confirmado beato en 1993 y nos recuerda la violencia inútil en etapas difíciles.

    El tercer personaje es el propio autor de la escultura del obispo Diego Ventaja, el escultor Juan Cristóbal, pero de él hablaremos de manera más amplia en otra parada específica.

    LOCALIZACIÓN

    Localización Plaza De Miguel Vizcaíno Marquez. Siglo XIX

    FOTOS

    Plaza De Miguel Vizcaíno Marquez. Siglo XIX
  3. Calle Ángeles. Siglo XIX

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    Ahora vamos a adentrarnos en la trama urbana de la localidad, que nos recuerdan las imágenes y sensaciones de La Alpujarra. En este sentido Ohanes muestra las características de la arquitectura tradicional alpujarreña: pueblo encaramado en la ladera de la montaña, blanco inmaculado en las fachadas, terrao de launa (lamentablemente muy sustituido en fechas recientes por uralitas y otras alternativas de mal gusto), orientación preferente al sur buscando la preciada e incomparable luz... Todo ello dentro de un urbanismo de calles largas bien adaptadas a las curvas de nivel, pero cortadas por transversales y con fuertes pendientes, y donde los "porches o tinaos", que cubren las calles e integran las manzanas de las antiguas poblaciones alpujarreñas, son un referente que veremos a lo largo del itinerario.

    Las viviendas suelen presentar de una a tres plantas, con muros de mampostería de piedra y barro o tapial, coronados tradicionalmente por un alero de losas de pizarra, que ahora se ha sustituido por tejas. A la fachada puede anteponérsele un porche con arcos, pero estos vanos son mas evidentes en la azotea, solana o cámara, que puede ser la última planta o una nave retranqueada al interior en el terrao, con el objetivo de ventilar esta estancia como secadero de la matanza o almacén de algunos productos del campo. Los techos interiores se soportan sobre vigas de madera y cierres de cañizo, fraguados con broza, yeso o mezcla, que sirven de suelo del piso superior, aunque se suelen completar con losas de cerámica o pizarra.

    Los materiales, las técnicas, la sobriedad decorativa, la importancia de la luz ... nos hablan de una memoria histórica que no podemos obviar. Ohanes nos recuerda la huella de la ciudad mudéjar como último recuerdo islámico, donde arquitectura, ladera, agua y paisaje se funden en un perfecto equilibrio.

    Dentro de este modelo destaca especialmente la calle Ángeles, que visitamos como expresión del hábitat alpujarreño, donde la vivienda presenta una estructura funcional escalonada. Abajo las cuadras para los animales, necesarias para el campo o el complemento alimenticio; arriba la vivienda propiamente dicha, y por encima la solana o secadero, abierta mediante un porche.

    La fachada puede recurrir a una parra para decorar la puerta, aliviar el calor en el verano, se puede dirigir hasta el terrado para obtener un toldo natural para las reuniones familiares y sociales, y además nos ofrece fruta. Es una perfecta combinación de arquitectura, naturaleza y aromas. Los materiales de construcción recurren a los recursos disponibles en la zona, la piedra, la madera de castaño, las lajas de pizarra, el tapial o la launa.

    LOCALIZACIÓN

    Localización Calle Ángeles. Siglo XIX

    FOTOS

    Calle Ángeles. Siglo XIX Calle Ángeles. Siglo XIX
  4. Lavadero Y Mirador. Siglo XX

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    El antiguo lavadero, situado en la parte baja del caserío, presenta dos particularidades: su ubicación sobre la acequia de la Vega o de Lugar, una de las más importantes del pueblo y que permite el rumor constante del magnífico brazo de agua, y la posibilidad de un mirador sobre la vega del río Chico y el valle del río Andarax al fondo, aprovechando para ello la tranquilidad de los bancos instalados en los huecos de las arquerías abiertas.

    Los lavaderos eran elementos fundamentales de la cultura tradicional para la higiene doméstica antes del abastecimiento público a las viviendas rurales en los sesenta y setenta del siglo pasado. Su estructura era similar a las viviendas, con muros de mampostería y techos de launa, y se dispone con una planta rectangular acogiendo el canal sobreelevado para paso del agua y las pilas de lavar laterales.

    Era un espacio fundamental de relación social femenina, punto de encuentro donde intercambiar vivencias, hablar de los problemas del momento e, incluso, permitirse la licencia de cruzar miradas o palabras con los jóvenes, aprovechando la carga de de las bestias en el abrevadero.

    A continuación proseguiremos por un trayecto periurbano, asomados al barranco y al verdor de la vega.

    LOCALIZACIÓN

    Localización Lavadero Y Mirador. Siglo XX

    FOTOS

    Lavadero Y Mirador. Siglo XX
  5. Plaza Del Escultor Juan Cristóbal

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    Esta pequeña y recoleta plaza, asomada de nuevo al barranco del río Chico y la sierra, está presidida por el bajorrelieve instalado sobre un pedestal de granito y dedicado a nuestro literato más universal, Miguel de Cervantes. Pero es de sobra conocido y nosotros vamos a recordar al ohanense célebre que lo esculpió y da nombre a la plaza: el escultor Juan González Quesada (1897-1961), llamado popularmente Juan Cristóbal.

    Marchó muy pronto a Granada a realizar estudios artísticos y después a Madrid, donde ingresa en el taller de Mariano Benlliure, el maestro de la escultura española del momento. Se consagra con el primer premio de la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1922, lo que le corona como artista de fama, autor del monumento a Goya en el Parque del Oeste de Madrid, el monumento a Julio Romero de Torres del Museo de Córodoba, o la estatua ecuestre del Cid Campeador, aunque él siempre recordará la emotividad de la estatua del obispo Diego Ventaja para la plaza de su pueblo natual, y antes visitada.

    Aunque su producción muestra un alto grado de personalidad y virtuosismo técnico, podemos reconocerle una fuerte influencia del helenismo y el Quattrocento italiano, afirmando algunos críticos que fue el Donatello de Granada.

    LOCALIZACIÓN

    Localización 5.	Plaza Del Escultor Juan Cristóbal

    FOTOS

    5.	Plaza Del Escultor Juan Cristóbal 5.	Plaza Del Escultor Juan Cristóbal
  6. Mirador Del Barranco De Las Espeñuelas

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    De nuevo nos encontramos con una panorámica hacia el imponente barranco del río Chico, la sierra y especialmente el Tajo de los Palomares (el cortado situado enfrente). Debajo podemos ver todavía cultivos de subsistencia en bancales, que nos recuerdan el mimo y el máximo aprovechamiento de la tierra y el agua desde el mundo hispanomusulmán. Estos bancales utilizan el agua de la acequia de la Vega, que permitía dividir las tierras de riego en tres zonas diferenciadas: las hortalizas de riego semanal, los frutales y antiguamente las parras con riego cada 24 días, y las zonas de riego eventual en primavera y verano (esencialmente olivos).

    De estas acequias generales salían brazales o ramales definidos con nombres específicos, y acequieros o repartidores que conducían el agua hasta la entrada de cada parcela.

    Si seguimos más allá por esta senda perimetral del pueblo llegaremos hasta una ermita de Ánimas, Situada a la entrada de la población nos recuerda la fuerte carga de religiosidad popular de todo el valle del Andarax desde los mártires de la Guerra de las Alpujarras y la Contrarreforma católica del concilio de Trento animándonos a interceder por las ánimas del purgatorio.

    Esa sacralización de espacios conlleva situar ermitas de ánimas para recordar a los muertos, familiares queridos, que debemos salvar del purgatorio mediante nuestra intercesión y rezos, y por ello debemos estar siempre en paz con Dios y libres del pecado, pues la muerte nos aguarda en cualquier momento. Pero también servía como humilladero para encomendarse a Dios a la salida del viaje, siempre peligroso en aquellos momentos.

    LOCALIZACIÓN

    Localización 6.	Mirador Del Barranco De Las Espeñuelas
  7. Casa De La Viuda. Siglo XIX

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    La imponente vivienda de tres plantas, casi con el aspecto de bloque plurifamiliar burgués, típico de la capital a finales del siglo XIX, ocupa una manzana completa, y la altísima puerta exterior, decorada con un bajorrelieve de racimo de uvas, identifica al propietario con el esplendor de la actividad uvera que dio nombre internacional a Ohanes a finales del siglo XIX. Fue adquirida posteriormente por José López Carrretero y su viuda dará nombre popular a este inmueble tan monumental.

    Supone una mezcla entre elementos representativos de la vivienda burguesa (fachada clasicista con distribución rítmica de los huecos, despacho junto a la entrada para dirigir los negocios uveros, decoración de las habitaciones más nobles con pinturas al fresco, y un gran patio de luces dominado por una imponente escalera imperial con dos laterales laterales curvadas, que conducen a una arquería de triple arco apuntado en la primera planta), con la vivienda de un terrateniente ligado al mundo rural: las cuadras traseras en la planta baja, la última para matanza y secadero, la sobriedad general de las puertas interiores... El edificio está rodeado al exterior con una acera de piedra, otórgandole una mayor carga monumental y representativa al edificio.

    Un detalle sugestivo es la leyenda que dice que en cada esquina se enterraron unas monedas, en alusión a la riqueza de los promotores.

    LOCALIZACIÓN

    Localización 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX

    FOTOS

    7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX 7.	Casa De La Viuda. Siglo XIX
  8. Casa De La Torre. Siglo XVIII

    Ruta Histórica
    AudioguíaAUDIOGUÍA

    Representa un ejemplo de casa señorial barroca, anterior a los modelos burgueses vistos en la casa de la Viuda. La leyenda nos habla de su construcción por un exvirrey de México venido a Ohanes, D. Diego Martínez de Araque.

    La fachada muestra la relación con la economía rural del Antiguo Régimen de los propietarios y el carácter más popular del barroco, visualizado con una carencia de ornamentación, los huecos cortando limpiamente el muro, la indiferenciación de las plantas, la importancia de la rejería en hierro forjado como símbolo de prestigio, la portada como detalle más señorial y clasicista, además del uso de un amplio portón apto para carros y bestias para los almacenes de la planta baja, pero también con hoja más pequeña para el paso de personas. La última planta es una galería de sol formada por arcos de medio punto, en relación con las características cámaras de alimentos, propias de las antiguas viviendas rurales.

    Pero el elemento más ligado a ese mundo señorial era la desaparecida torre-mirador, relacionable con una clara idea de ostentación social, de manera semejante a la torre del homenaje de los viejos castillos feudales, y cuyo ejemplo más sobresaliente puede ser la Casa del Rey Chico o de los Palomar en Fuentevictoria (Fondón).

    Un zaguán previo sirve de transición a otra puerta interior, posiblemente ya del siglo XIX, y llegamos al patio de distribución, hoy cubierto con casetón pero originalmente abierto, que presenta unos pórticos de pies y zapatas de madera y la importancia de la escalera como elemento de comunicación vertical y con una función semejante al vestíbulos de las viviendas burguesas del siglo XIX para clasificar a los visitantes. Mantiene todavía el suelo original de cantos rodados.

    LOCALIZACIÓN

    Localización Casa De La Torre. Siglo XVIII

    FOTOS

    Casa De La Torre. Siglo XVIII Casa De La Torre. Siglo XVIII
Ruta HistóricaRuta Histórica
Ruta de AguaRuta de Agua
Logos